Peeling Químico Casero

El peeling químico es un tratamiento que se ha comprobado que funciona muy bien en la piel de la cara, y por eso miles de mujeres acuden a centros de estética a realizárselo todos los años. El problema es el precio, ya que suele ser caro, y por eso os vamos a enseñar a haceros un peeling químico en casa.

Qué necesitamos para el peeling químico

  • Ácido glicólico al 70%. Éste es el ácido que se usa cuando se hace un peeling químico superficial, y por lo tanto no es peligroso. Por eso es el único indicado para hacer  un peeling químico casero.
  • Bicarbonato
  • Agua destilada
  • Un buen hidratante, como la rosa mosqueta

Lo más difícil de conseguir es el ácido, pero lo podemos comprar en eBay, y si no nos fiamos se lo podemos pedir a nuestro farmacéutico de confianza, explicándole que queremos hacernos un peeling químico. Además, el farmacéutico puede darnos algunos consejos de seguridad muy valiosos.

Cómo se hace un peeling químico casero

Lo primero que hay que hacer es preparar el ácido glicólico. Cómpralo siempre líquido, ya que es muy fácil de diluir. Así, pon un parte de agua y otra parte de ácido. Jamás te pongas el ácido al 70% en la cara.

Con el ácido diluido, coge un pincel ancho, de los que usas para maquillarte, y distribuye el ácido glicólico por toda la cara, empezando desde arriba hacia abajo. El ácido no puede tocar ni los ojos ni la boca, siendo ésta la única parte del peeling químico casero que puede tener cierto peligro.

En cuanto te pones el ácido comienza el peeling químico casero, y tienes que empezar a cronometrar. No dejes que este compuesto actúe durante más de 3 minutos en la cara, aunque seguro que no te olvidas porque la cara te quemará o te escocerá.

Antes de ponerte con el peeling químico casero, tienes que preparar una pasta con agua y bicarbonato. De esta forma, cuando pasen los 3 minutos, tienes que pasarte esa mezcla por la cara, al igual que has hecho con el ácido.

El bicarbonato es básico, de forma que cuando se mezcla con el ácido glicólico lo neutraliza, o lo que es lo mismo finaliza el peeling químico. Seguro que notas como la cara te deja de picar en cuanto pongas la mezcla de agua y bicarbonato, que tendrás que dejar actuar al menos un par de minutos.

Pasados esos dos minutos hay que retirar el bicarbonato de la piel. Para ello usa agua fría, que además de eliminarlo, te refrescará la cara, algo que seguro que agradeces después de realizarte el peeling químico.

Después de haber sometido tu piel a un peeling químico, que no deja de ser una agresión, toca cuidarla. Para ello puedes usar varios compuestos, aunque lo mejor es el aceite de rosa mosqueta, que no es caro si lo compras online.

Con este procedimiento tan sencillo, puedes ahorrarte el coste de un peeling químico en un centro de belleza, y además lo podrás hacer siempre que quieras sin tener que esperar, coger cita y desplazarte.

Como puedes ver, no es peligroso, aunque tienes que tener en cuenta que en este peeling químico estás usando un ácido, por lo que tienes que tener precaución al manejarlo, sobre todo para que no toque los ojos o la boca, que son las zonas más delicadas de la cara.

Un comentario en “Peeling Químico Casero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>